Primera etapa de la cooperación nstitucionalizada en setiembre del 2018, la formación que se desarrolló del 3 al 7 de diciembre en las instalacionaes de la Fedefutbol, en Santa Ana, fue un verdadero éxito. Las dos formadoras de la Federación francesa de Football (FFF), SYlvie Gonfalone y Elisabeth Loisel, identificaron las principales dificultades del futbol femenino costarricenses e insistieron sobre el potencial de algunos entrenadores que podrían invitar a Francia.  

A inicios de la formación, las formadoras francesas descubrieron un método completamente distinto en Costa Rica, donde los entrenamientos ne están enfocados en los intercambios ni en la profundización de las técnicas. Establecieron entonces un diagnóstico firme: el nivel de los entrenadores de fútbol femenino es muy desigual entre selecciones y clubes. Además, unas rivalidades impiden que la coordinación y la organización de unos partidos, que son fundamentales en la estructuración de un fútbol femenino profesional. 

Esta observación alentó el desarrollo de entrenamientos novedosos y precisos durante la semana: toma en cuenta de la postura de los entrenadores y creación de técnicas de animación de entrenamientos, introducción de la noción de juego e identificaión de los principios del juego y de tácticas, profundización de las consignas. Asimismo, la FFF privilegió las interacciones entre jugadores y entrenadores, formando grupos que pudieron trabajar temas específicos. 

En Costa Rica, el interes para el futbol femenino y su práctica es evidente. Para alentar su desarrollo, las señoras Gonfalone y Loisel compartieron varios consejos:

  • organizar partidos mixtos entre jugadores de buen nivel;
  • practicar fútbol en pequeños équipos, tipo 5 contra 5;
  • acompañar a los mejores entrenadores por un tutor de diploma superior afin de guiarlos, y en este sentido, una estadía en Francia sería ideal;
  • instaurar un verdadero leadership de la Fedefutbol en Costa Rica;
  • implementar un reglamento que estructure y valore el fútbol femenino. 

 

Las formadoras subrayaron la curiosidad, la atención así como la motivación de los entrenadores. Desarrollar el nivel de estos entrenadores se plantea como una primera etapa esencial para la profesionalización del fútbol femenino costarricense. La audiencia favorable recibida por esta primera misión deja presagiar buenos auguros para las próximas etapas de esta cooperación deportiva, o sea la creación de una sección deportiva en el Liceo franco-costaricien,  visita de entrenadores de la Fedefutbol en Francia y reunión nacional sobre el fútbol femenino en Costa Rica.