Unas quinientas personas – dentro de las cuales estuvieron Sonia Marta Mora, ministra de Educación Pública, así como representantes del cuerpo diplomático y del mundo francófono de Costa Rica – se reunieron este 20 de marzo para asistir al concierto de música de cámara ofrecido por la Escuela de Música de la Universidad de Costa Rica.

El Embajador de Francia, Thierry Vankerk-Hoven, subrayó durante su discurso el carácter eminentemente francófono de la obra de Debussy, compositor a quien se rindió homenaje con ocasión del centenario de su muerte. Por su parte, Federico Molina Campos, director de la Escuela de Música de la Universidad de Costa Rica, expresó su satisfacción por haber asociado la escuela a este evento qui permitió escuchar un repertorio francófono en uno de los más emblemáticos monumentos costarricenses.

En nombre de Sylvie Durán, ministra de Cultura, habló Gabriel Goñi, director de la Escuela nacional de Música. Se ofreció un minuto de silencio en honor a Irwin Hoffman, director de la Orquesta Sinfónica Nacional durante muchos años y quien murió recientemente.